Las tribus urbanas en Bolivia

0

los problemas juveniles en Bolivia se agravan con las tribus urbanasLas tribus urbanas se organizaban originalmente a partir de “pandillas” o “gangs”, como se las denominó en inglés. Actualmente, esta acepción ha derivado hacia una connotación negativa en algunos lugares de Sudamérica.

Cantera de jóvenes sin recursos

Cuando se habla de grupos organizados dedicados a actividades delictivas en Sudamérica, es frecuente que el término referido sea “mara”. Las maras Bolivia son bandas de jóvenes, generalmente de extracción humilde, dedicadas a actividades delictivas. La expansión de sus actividades y la dispersión de muchos de sus miembros han motivado que el carácter de las maras Bolivia sea a menudo internacional, con ramificaciones en otros países como Estados Unidos, Canadá o México, además de otros países vecinos en Sudamérica o incluso al otro lado del Atlántico, en España. Los miembros de las maras Bolivia se distinguen entre sí por medio de tatuajes que suelen cubrir partes de su cuerpo e incluso en algunos casos también la cara. Muchas maras cuentan también con un lenguaje de signos propio, que permite a sus miembros comunicarse entre sí sin que sus mensajes trasciendan entre personas ajenas al grupo.

Dudosa reputación

Su popularidad, ya no sólo en Sudamérica, sino en multitud de países norteamericanos y europeos, se debe principalmente a la crueldad y dureza con la que cometen sus crímenes. Aun a pesar de estar sometidos a su propio código de honor interno, los miembros de las maras se caracterizan por llevar a cabo sanguinolentas venganzas sin mostrar ninguna piedad por sus víctimas. Su fama llamó incluso la atención de los cárteles de la droga. Varios “mareros” fueron reclutados por bandas como el Cártel de Sinaloa en su lucha contra el clan de los Zetas. El propio FBI sigue la pista a algunos de sus miembros más reputados, que suelen cambiar de residencia periódicamente. Muchos de los que continúan en libertad acumulan en su historial cientos de arrestos menores. Los orígenes de las “maras” siguen siendo inciertos, y hay quien atribuye su nombre a la calle Mara, en San Salvador, cuna de alguna de las maras más reconocidas.

Foto: (R) Jose Ivan B. V.Similar Posts: