Situación política en Bolivia

0

El actual gobierno boliviano ha heredado graves problemasLa situación politica Bolivia ha atravesado no pocos sobresaltos a lo largo de su historia, consecuencia de varios gobiernos tumultuosos que sumieron al país en la inestabilidad social.

Calma tensa

En la actualidad, la sociedad disfruta de una cierta “paz social”, pero la situación politica Bolivia no se caracteriza por su estabilidad a lo largo de las décadas. La vuelta a la democracia en octubre de 1982 trajo consigo una deuda pública derivada de la gestión del gobierno de Siles Zuazo, caracterizada por el aumento desmedido del gasto social.

Las políticas de Zuazo llegaron a su fin antes de lo previsto, permitiendo al doctor Víctor Paz Estensoro subir al poder tras las elecciones general de 1985. La gestión de este nuevo gobierno se ocupó de poner orden en las cuentas, frenando la inflación y conduciendo a Bolivia hacia la estabilidad financiera y social que fue tomando forma en los años posteriores. Se producía así el pistoletazo de salida a la paz social en Bolivia, que continuó vigente durante los años siguientes.

Levantamiento indígena

A mediados de la década de los 90, durante los mandatos de Sánchez de Lozada y Banzer, se alzaron de nuevo las protestas sociales unidas a unas demandas a menudo populistas e incluso irrealizables. Las medidas de ajuste y la capitalización de las compañías del estado, que pasaron a estar gestionadas al 50% por inversores privados, dio lugar a una creciente insatisfacción social que culminó con el levantamiento de líderes indígenas, unidos bajo una consigna de presión simple pero eficaz: el corte de las carreteras. El empuje del movimiento indígena fue tal que irrumpió sin miramientos en sectores asociados tradicionalmente a la clase obrera, con protestas cada vez más radicales.

La situación politica Bolivia no encontraba punto de apoyo en países cercanos como Brasil y Argentina, sumidos en su propia crisis. El punto culminante llegó en octubre de 2003, con la retirada del poder de Sánchez de Lozada. El actual gobierno de Evo Morales representa el triunfo de las demandas indígenas en un país marcado por las desigualdades.

Foto: Matthew TrommerSimilar Posts: